El mejor aguardiente

Última actualización: 09.07.20

 

 

Nuestras selecciones de los mejores aguardientes

 

El aguardiente tiene su origen en los místicos alquimistas de la Edad Media y, desde entonces, se ha convertido en un licor muy popular, al que se le han dedicado hasta canciones. Se trata de una bebida que se puede disfrutar sola y que sirve también como base para elaborar una gran variedad de licores. En este artículo, te presentamos una selección de los mejores aguardientes, para que escojas el que más te guste.

 

1. Ruavieja Aguardiente de Orujo

 

Ruavieja es considerada por muchos usuarios como la mejor marca de aguardientes del mercado español.

Propiedad de la familia Rodríguez Orvalle desde hace varias generaciones, en ella se siguen elaborando los aguardientes y licores típicos, como el Orujo, siguiendo los métodos tradicionales y originales de la zona norte de España.

Para elaborar el aguardiente de Orujo Ruavieja, se destilan una selección de orujos gallegos, procedentes de las zonas vinícolas más importantes de Galicia, como Rías Baixas o Ribera Sacra. Tiene un aroma herbal muy intenso, son un sabor fresco, seco y ligeramente dulce. 

Es un licor perfecto para rebajar comidas copiosas y para acompañar al café. Para servirlo a la perfección, conviene enfriar primero la botella y, luego, servir en un vaso helado o en copa ancha con hielo.

Comprar en Amazon - Precio (€12,24)

 

 

 

2. Aguardiente Antioqueño Bebida espirituosa anisada

 

Si te estás preguntando cuál es mejor aguardiente, el que se sale de la Fábrica de Licores y Alcoholes de Antioquía, podría ser la respuesta.

Esta fue la primera licorería y productora de bebidas alcohólicas de Colombia y su aguardiente es una de las bebidas más representativas del país. 

Este aguardiente ocupa el puesto 26 de mejores bebidas según el The World Fastest International Spirit Brands y su espíritu está muy arraigado en la cultura colombiana.

Se trata de un aguardiente sin azúcar, con mucho carácter y un color transparente y muy limpio, con 29 grados de alcohol, es una bebida con mucha personalidad. 

Se puede beber solo, con un poco de limón, con hielo o servido muy frío. Además, se puede utilizar para elaborar cócteles, ya que tiene un sabor neutro y seco, que permite elaborar deliciosos combinados, mezclando con zumos de frutas y otras bebidas gaseosas.

Comprar en Amazon - Precio (€10,47)

 

 

 

3. El Afilador Tradicional Bebida espirituosa

 

El afilador Tradicional es un aguardiente de corte clásico, con sabor seco y sin azúcar. Se trata de una bebida con décadas de trayectoria, que se ha posicionado como un producto emblemático, ya que El afilador fue una de las primeras marcas que elaboraron aguardiente en España.

Se elabora con los mejores ingredientes de origen agrícola, sin añadidos químicos y siguiendo métodos artesanales, por lo que muchos lo consideran el mejor aguardiente de relación calidad precio.

El resultado es un aguardiente u orujo muy limpio, transparente y con cuerpo. Con un aroma fuerte que recuerda a las uvas y al mosto, pero con un toque alcohólico. En boca también es duro, con sensaciones tostadas y herbáceas, y un postgusto complejo y persistente.

Es perfecto para beber solo, con un poco de limón o en copa ancha con hielo. Es un acompañante ideal para el café y como toque final a comidas copiosas o pesadas, ya que este tipo de licores ayudan a realizar la digestión.

Comprar en Amazon - Precio (€10,87)

 

 

 

4. Aguardiente de Orujo Axunqueira

 

Si te estás preguntando qué aguardiente comprar para elaborar licores en casa, el de Orujo Axunqueira podría ser la respuesta.

Este licor, elaborado por las Destilerías Belmonte, una de las más antiguas de la región, tiene una claridad y un sabor neutro y seco excepcionales, que lo convierten en una base perfecta para elaborar licor de café, de frutas u orujo de hierbas casero.

Se elabora artesanalmente, por fermentación en naturaleza, en la que se utilizan los hollejos fermentados de uvas blancas y le confiere un aroma característico a uva y un sabor seco, suave y equilibrado.

Tiene una graduación de 42 grados, por lo que es perfecto para la elaboración de licores caseros.

También se puede disfrutar solo, en copa ancha y será una bebida ideal para acompañar el café y como toque final a una comida pesada.

Comprar en Amazon - Precio (€29,95)

 

 

 

5. Do Miño Aguardiente

 

Para aquellos usuarios que buscan un aguardiente seco y neutro, con el que elaborar sus propios licores caseros o para los que están buscando opciones más baratas, Do Miño ofrece un aguardiente en botella de 3 litros y con un sabor muy personal, ya que tiene un sabor equilibrado y ligeramente anisado.

Es una opción ideal para elaborar licores caseros de café, naranja y también para hacer todo tipos de orujos de hierbas.

Ya que al tener un sabor suave y un contenido alcohólico de 40 grados, permite elaborar cualquier licor de forma sencilla y facilitando el equilibrio de azúcares. 

Sin embargo, también se puede consumir solo, ya que ofrece un sabor muy personal, con toques herbales, anisados y de uva.

Además, su aroma ligeramente floral, se intensifica al enfriarse, lo que lo convierte en el acompañante perfecto para el café.

Comprar en Amazon - Precio (€25,09)

 

 

 

6. Xantiamén Licor Aguardiente de orujo

 

El licor Xantiamén, de las bodegas gaditanas Osborne, está considerado por algunos usuarios como el mejor aguardiente del momento.

Gracias a su formulación especial, en la que se combinan bagazos seleccionados de orujos y de vino, se consigue un aguardiente muy diferente, con un sabor más completo y de mayor calidad.

Junto a las mezclas de orujos, se maceran hierbas naturales de la zona como el anís, la menta, el clavo y la canela, para obtener un aguardiente de color dorado con fuertes reflejos verdosos y un aroma de mucha intensidad donde se entremezclan las notas típicas alcohólicas del aguardiente, con las herbales de la menta y el anís. En boca, resulta un trago suave y agradable, muy redondo y dulce.

Tiene 30% de alcohol, por lo que no conviene guardarlo en el congelador, ya que se podría congelar.

Se puede servir frío y con hielo, y es perfecto para acompañar el café, los postres y como toque final de una comida copiosa, pues se trata de un licor que rebaja la comida y ayuda a realizar la digestión.

Comprar en Amazon - Precio (€11,3)

 

 

 

7. Martín Códax Aguardiente

 

El aguardiente Martín Códax se elabora a partir de orujo de uva Albariño. Tras prensar el bagazo de la uva, empieza la destilación, que se realiza mediante el método tradicional de arrastre de vapor a ritmo lento y constante, lo que permite que afloren todos los componentes aromáticos propios de esta bebida. 

Este aguardiente, que lleva el nombre del trovador gallego más famoso de la Edad Media, tiene un color transparente y brillante, con un ligero espesor que deja “lágrima” en la copa.

Gracias a su proceso de destilación tradicional, permite disfrutar de aromas frutales y herbáceos y de un sabor intenso, parecido al de los vinos Albariño.

Podría ser uno de los mejores aguardientes de 2020, sobre todo para disfrutarlo solo, con hielo o servido en vaso helado. Se trata de un licor perfecto para tomar después de las comidas, ya que mejora la digestión.

Comprar en Amazon - Precio (€19,99)

 

 

 

8. Panizo Aguardiente Monovarietal de Orujo Sauvignon Blanc

 

Sauvignon es una uva de origen francés, muy apreciada por ser de las más aromáticas. El nombre proviene de “sauvage” y “vignon”, que en español se podría traducir como: “viña salvaje”.

Este podría ser el mejor orujo para regalar a un amante de este tipo de licores, no solo por su calidad y sabor únicos, sino por su estupenda presentación, ya que la botella es muy vistosa.

Este aguardiente tiene un color blanco y brillante, con reflejos acerados. En nariz tiene aromas de fruta exótica y toques vegetales frescos.

En boca es muy intenso, aunque no resulta fuerte, destacan las notas de fruta y un final agradable, con mucha personalidad.

Es una bebida perfecta para tomar sola, con una rodaja de limón o, si lo prefieres, con hielo o servida en un vaso helado. Al tener un sabor ligero y equilibrado, también es perfecta para elaborar cócteles frescos.

Comprar en Amazon - Precio (€22,26)

 

 

 

9. Do Miño do Feijoo Aguardiente de orujo blanco

 

Este aguardiente de orujo se elabora a partir de orujo de albariño de viñedos propiedad de la destilería.

Una vez recogidos los orujos, pasan por una lenta fermentación y, el resultado, se destila siguiendo un sistema tradicional de “cabezas y colas”, que consiste en descartar los primeros litros y los últimos, para utilizar solo el “corazón”, la parte central, que es donde se encuentra el aguardiente de mayor calidad.

Una vez elaborado, se estabiliza a baja temperatura y se embotella, tras un delicado proceso de análisis y control.

El resultado es un licor de color limpio, cristalino y con cuerpo, que deja “lágrima” en la copa al moverlo y que posee aromas muy intensos de frutos blancos y cítricos, combinados con un final floral y ligeramente herbáceo, con notas de uva Albariño. 

Al tener un sabor tan equilibrado, es perfecto para beber solo, con el café o servido en vaso helado, para acompañar comidas copiosas o pesadas.

Comprar en Amazon - Precio (€8,9)

 

 

 

10. Licor Orujo HR 100% Gallego

 

Hijos de Rivera es una empresa con más de 100 años de experiencia en la fabricación de licores. El aguardiente de orujo de Hijos de Rivera tiene un sabor único y una calidad muy por encima de otros aguardientes más baratos.

La botella tiene un diseño clásico, perfecto para los amantes de este tipo de bebida y para los que aprecian lo tradicional, por lo que es un regalo perfecto para coleccionistas.

Este aguardiente de orujo se elabora siguiendo métodos tradicionales y de forma artesanal en las bodegas de Galicia.

Se destila con mucha paciencia, gota a gota, para extraer todos los aromas y sabores de los diferentes orujos. El resultado es una bebida muy clara, con toques plateados y buen cuerpo. En boca es muy fragante, con aromas anisados de hierbas y frutas blancas. 

Es un licor muy fino, delicado y rico en matices, que se puede disfrutar solo, servido en copa ancha o con hielo. También es un buen ingrediente para elaborar cócteles y combinados.

Comprar en Amazon - Precio (€16)

 

 

 

Origen y uso

 

Para continuar con esta comparativa de aguardientes, vamos a explicar cuál es el origen de esta bebida, así como los diferentes usos, su valor nutricional y la mejor forma de conservar las botellas una vez abiertas, para que el aguardiente no pierda ni un ápice de su sabor y de sus propiedades.

Historia

Antes de comenzar con la interesante historia del aguardiente, vamos a ver qué es exactamente. En primer lugar, conviene explicar que “aguardientes” es una palabra que se utiliza para denominar, de forma general, todas las bebidas alcohólicas de alta graduación y se refiere a todas las bebidas alcohólicas obtenidas por destilación. 

El aguardiente, habitualmente, lleva la denominación de “aguardiente de orujo”. Esto se debe a que el aguardiente como bebida, se obtiene de la destilación del orujo. Los orujos son los residuos procedentes de la elaboración del vino (las pieles, las semillas y los hollejos de la uva), estos residuos contienen alcohol, por lo que se mezclan con agua y se destilan, obteniendo la bebida conocida en español como aguardiente.

La destilación tiene su origen en el descubrimiento del alambique, que se usaba desde la antigüedad por los árabes para elaborar perfumes y medicinas. Los documentos más antiguos en los que aparecen los alambiques datan del siglo III. Uno de los productos más populares que se elaboraban con los alambiques era el Kohol, una pintura para los ojos que se utilizaba con fines estéticos en Arabia y la India, pero que también servía para aliviar ciertas enfermedades de la piel, así como las quemaduras solares en los párpados. El Kohol, llegó a Europa y se introdujo en la cultura, siendo la base de nuestra palabra “colirio”.

Entre 1281 y 1285, Ramón Llull y Arnau de Vilanova, dos filósofos, médicos y alquimistas del reino de Aragón, utilizaron por primera vez un alambique para destilar alcohol. Decidieron meter un cántaro de vino, para tratar de extraer su espíritu. El resultado fue un líquido transparente y aromático que, al beberlo, “calentaba el estómago y la cabeza”, al que dieron el nombre de Agua de la Vida. Además, comprobaron que ese agua limpia, al acercarse al fuego, ardía con facilidad, por lo que cambiaron su nombre por Agua Ardiente.

Durante muchos siglos, la producción de aguardiente estuvo controlada por la iglesia, a través de los monasterios. A falta de medios científicos, la destilación era un proceso empírico, descubriendo a las malas que los primeros y los últimos vasos, eran perjudiciales para la salud, pudiendo dejar ciego o incluso matar al que lo consumía. A esto se le llamaría “cabezas y colas” y aún a día de hoy los primeros y últimos litros de cada destilación se desechan, pues son perjudiciales.

La elaboración del aguardiente se extendió por toda Europa y, en cada región, tomó un nombre diferente. Por ejemplo, al llegar a Escocia, el proceso se denominó uisge-beatha, de donde proviene la palabra whisky.

El proceso de elaboración del aguardiente, se profesionalizó y mejoró en el siglo XVIII, gracias a la invención del termómetro por parte del holandés Daniel Gabriel Fahrenheit, que permitía supervisar y regular la producción y la destilación de esta bebida.

 

Mezclas

Continuamos esta guía para comprar el mejor aguardiente con una serie de cócteles y combinados que permiten disfrutar de formas divertidas y diferentes de esta bebida única.

El primero que encontramos es el Aguardiente Sour, una mezcla de aguardiente seco con limón, jarabe de azúcar y una clara de huevo. Se debe servir con mucho hielo y bien fresco, es el compañero ideal para una calurosa noche de verano.

El siguiente cóctel, similar al anterior, es el Daisy María, que se prepara con aguardiente blanco y seco, medio limón y refresco de limón. Los ingredientes han de mezclarse en una coctelera que tenga hielo y se debe servir en copa ancha y muy fresco.

El Canelazo es un cóctel que se elabora con aguardiente y canela. El resultado es una especie de “agua de canela” y para hacerlo, hay que añadir canela al aguardiente y calentarlo al baño maría. El resultado debe servirse bien caliente y en jarritas o copas de barro. Conviene agregar un poco de limón y azúcar a la mezcla, para disfrutar al máximo de su sabor.

 

Conservación

El aguardiente, incluso el más económico, puede conservarse hasta un año, una vez se ha abierto. Si la botella permanece cerrada, se podrá conservar hasta dos años, sin que se perjudique el sabor, el aroma y sus propiedades.

Para su conservación, conviene tener la botella bien tapada y en un lugar fresco, que mantenga una temperatura constante, siempre por debajo de los 18 grados y lo más estable posible.

Valor Nutricional

El aguardiente es una bebida con pocas calorías, solo 237 Kcal por cada 100 gramos. El aguardiente es bajo en sodio y contiene calcio, fósforo y vitamina K.

También existen algunos aguardientes que no contienen azúcares, aunque esto dependerá de los ingredientes y elaboración, lo que afectará a cuánto cuesta la botella. Es una bebida ideal para tomar después de las comidas, ya que facilita la digestión.

 

Bebe responsablemente

El aguardiente es una bebida con una concentración alcohólica superior al 40%, por lo que debe consumirse con responsabilidad y jamás se debe conducir tras haberla consumido.

 

 

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments